.

.

Nuestro territorio marítimo reviste de múltiples funciones tales como el turismo, ser la principal vía de comercio internacional, albergar nuestro recurso pesquero, la incipiente explotación energética, lugar de muchas de nuestras reservas ambientales más valiosas, entre otras.

Las zonas costeras están catalogadas como las más vulnerables ante los diferentes escenarios de cambio climático, el estudio de sus dinámicas, procesos e interacciones es de vital importancia para cualquier intervención u ordenamiento territorial. Considerando además que aproximadamente el 50% del territorio nacional corresponde a aguas marítimas, cada vez se hace más indispensable contar con empresas capacitadas en estudios oceanográficos y costeros.

wind_spatial